¿Cómo conocer una buena miel?

Descubre todos los trucos para conocer una miel de calidad

¿Cómo conocer una buena miel? Aquí encontrarás consejos para distinguir una miel de calidad de otra que no la tiene. La miel – como dice su norma legal – exactamente RD 1049/2003, es el resultado de la recolección por las abejas del néctar. De hecho del nectar o de otras secreciones azucaradas de las plantas (en este caso se trata de mielato), y su maduración en la colmena. Es importante esa definición, ya que a veces te puedes encontrar con productos que aunque ponga miel… no lo es.

Aparte de esta definición la buena miel debe cumplir con los parámetros de caducidad (menos de 2 años de la recolecta, en realidad es la fecha de preferencia de consumo), no haber sido calentada (al menos no en exceso, aunque lo mejor es que no haya sido calentada en absoluto), debe contener también enzimas y la ausencia de otros componentes.

Una buena miel – cómo puedes conocerla 

  • Una de las opciones es que viertas un poco de la miel en un vaso de agua. Una buena miel debe quedarse en el fondo. Si la miel había sido adulterada, al ser más líquida (o con azúcar añadido) se disolverá en el agua.
  • El color de la miel dependerá sobre todo de la zona de la procedencia de las colmenas. Por ejemplo las mieles más oscuras – es decir de brezos, castaños y robles (por ejemplo – miel del Bierzo). Otras mieles son (más) claras y suaves por ejemplo la miel de romero y la miel de azahar. Es decir no es un factor determinante para conocer la calidad de la misma, pero si para que conozcas la procedencia de la misma.
  • El olor – una buena miel contiene también los aceites esenciales de las plantas que recolectaron las abejas. Dependiendo de la zona puede ser más o menos intenso. No es un factor determinante, pero lo habitual es que se pueda oler correctamente (y hasta determinar la zona con precisión por sus niveles de polen y/o los aceites esenciales)
  • La adulteración de las mieles más común es con azúcares (azúcares añadidos). El limite legal es de un 5 % en sacarosa (aunque la miel también te puede aportar la fructosa). En ocasiones, de manera natural también se puede llegar y hasta superar este límite.

Miel en estado puro – cómo puedes conocerla

  • Muchas veces la miel (casi siempre de hecho) sí es pura… pero sí había sido calentada, filtrada, decantada en caliente, perdiendo así (algunas) de sus propiedades. Sigue siendo miel, pero ya de menor calidad. Para evitarlo, busca productos que lo especifíquen con claridad: miel cruda, miel sin filtrar y miel decantada en frío.
  • Procedencia de la miel – si la miel (y de hecho muchos alimentos) te aporta la denominación de origen certificada mucho mejor para saber qué miel te estás tomando. Si la miel no es de España, conviene saber de donde proviene, para poder tener un registro y valoración correcta.
  • Por ejemplo un envase de plástico no es la mejor opción, y también puede darte pistas de mieles de menos calidad. También el envase de plastico (dependiendo del mismo) puede reaccionar con la miel.

Miel de alta montaña Miel del Bierzo 

Prueba esta miel – Miel del Bierzo – de hecho – la mejor miel de bosque de España en el año 2019 y en el año 2020 también. Y sí cumple con todo lo anterior – es decir viene en tu envase de regalo de cristal de 1 kg, está decantada en frío, sin filtrar, es miel cruda, de alta montaña y pura de bosque. Y además, te aporta menos fructosa y más minerales y es tu gran aporte de hierro… haz click para saber aún más: Miel de alta montaña Miel del Bierzo 

Para cualquier consejo adicional que necesites, información sobre los remedios naturales sus propiedades o beneficios y sobre la salud en general estamos a tu entera disposición en www.herbolairoUROS.es. Y por supuesto por teléfono y WhatsApp – estás a un solo click – contácanos.

También te invitamos a visitar nuestro blog – para más remedios naturales y mejorar tu salud: HerbolarioUROS/Blog.