Una ayuda natural para el ácido úrico

Ácido úrico – el ácido úrico a niveles altos en la sangre y en los órganos o articulaciones puede provocar diversas dolencias. Al tener los niveles elevados de ácido úrico en la sangre se le llama también la hiperuricemia.  Al principio es asintomático pero suele acabar desencadenando la gota aguda o crónica al depositarse en las articulaciones, manifestándose con dolor articular, inflamación e impotencia funcional, esta última en casos muy avanzados, que afortunadamente hoy suelen ser muy raros. La articulación más afectada es la del dedo gordo del pie y las rodillas.

El ácido úrico es un subproducto del metabolismo de las purinas en el torrente sanguíneo. Las purinas forman parte del DNA y RNA y de otras importantes biomoléculas como por ejemplo los neurotransmisores. El ácido úrico también se acumula a partir de alimentos ricos en purinas tales como el hígado, carnes y mariscos, así como en sardinas, arenques y anchoas. La mayor parte del ácido úrico se disuelve en la sangre y es excretado a través del riñón en la orina. Sin embargo, en algunas ocasiones, se produce una cantidad tan elevada de la misma que el organismo no puede eliminarlo de forma suficientemente rápida.

La gota

La incidencia de la gota ha aumentado en las últimas décadas, probablemente debido a los cambios del estilo de vida y al envejecimiento de la población. La gota afecta a aproximadamente 1 a 2 % de la población adulta en países desarrollados, siendo la forma más común de la gota la artritis inflamatoria en hombres mayores de 40 años.

La hiperuricemia

La hiperuricemia – un exceso de ácido úrico en el torrente sanguíneo – se debe a dos motivos; o bien hay una excesiva producción, o bien los riñones no eliminan suficiente cantidad. Cuando los riñones y el plasma sanguíneo están saturados, el ácido úrico puede precipitarse en forma de cristales de urato monosódico que pueden depositarse en las articulaciones y otros tejidos periarticulares (produciendo tofos), causando inflamación y dolor, afección conocida como gota o artritis gotosa aguda.

Cuando el tratamiento de la gota aguda es inadecuado, ésta puede evolucionar a gota crónica, que se caracteriza por inflamación y destrucción articular, dolor persistente y formación de tofos (los tofos gotáceos o tofos gotosos son depósitos voluminosos de cristales de ácido úrico que se desarrollan en el tejido cartilaginoso, tendones y tejidos blandos), así como la aparición de litiasis úrica y nefropatía crónica. Además, estas personas pueden estar más propensas a desarrollar infecciones urinarias y por consiguiente fiebre, escalofríos y anuria (no poder orinar u orinar muy poco). También es posible manifestar afecciones digestivas como náuseas, vómitos y diarrea.

Ácido úrico alto:

1. El organismo produce más ácido úrico: factores genéticos, dieta, ejercicio intenso y casos más graves pero menos frecuentes como leucemia, quimioterapia, alcoholismo, etc.

2. El organismo tiene problemas para eliminarlo, lo que supone más del 70% de los casos de ácido úrico elevado: insuficiencia renal, diabetes, consumo de determinados medicamentos como diuréticos, hipotiroidismo, etc.

Tratamiento de la gota

La gota es una enfermedad producida por la acumulación de cristales de urato monosódico (sal derivada del ácido úrico) en distintas partes del cuerpo, sobre todo en las articulaciones, tejidos blandos y riñones. La gota es uno de los tipos de artritis por microcristales.

El objetivo del tratamiento farmacológico es aliviar rápidamente el dolor y la discapacidad articular que provoca. La resolución de los síntomas es más rápida y completa cuanto antes se empiece el tratamiento. Las medidas no farmacológicas tales como pérdida de peso en caso de obesidad, dieta pobre en purinas y reducción de consumo de alcohol son esenciales para la prevención y el control de esta condición. Para ayudar al tratamiento de la gota conviene evitar consumir mucha carne roja, mariscos, alcohol, bebidas azucaradas por el elevado contenido de purinas.

Suplemento natural que puede ayudar a regular el ácido úrico – Uriprinol ®

Los comprimidos de Uriprinol ® han sido formulados especialmente con vitaminas esenciales y potentes extractos naturales. Esta combinación  puede ayudar a inhibir la producción de ácido úrico, alcalinizar el organismo, disolver los cristales y aumentar la eliminación del ácido a través de la orina.

Uriprinol ® es un suplemento natural pensado para ayudar en casos de niveles altos de ácido úrico, hichazón, sensibilidad, enrojecimiento y/o dolor agudo en las extremidades y para los que sufren de gota.

Ácido úrico

Ácido úrico elevado desencadena en gota y se cristaliza en las articulaciones (foto de los dedos de la mano)

Uno de los productos que puede tomar para mejorar los niveles de ácido úrico:

Uriprinol – una ayuda natural para el ácido úrico

 

Tu herbolario en la web – toda la información sobre los suplementos naturales que necestias

www.herbolarioUROS.es